Lobos de mar: más víctimas

lobos-de-mar-mas-victimas-aboglioEn la zona del Río de la Plata continúan arribando cachorros de lobos marinos de dos pelos, muertos o agonizante. [1] Los que aparecen en la costa atlántica tienen ya entre dos y tres años. Casi todos llegan a morir después de sufrir un terrible período de hambre, frío y deshidratación. Los pocos que aún están vivos, hipotérmicos, no logran ser salvados. A los lobitos marinos su ambiente ya no les da lo que necesitan para sobrevivir. El cambio climático –coinciden los expertos– es el principal generador de esta circunstancia: el calentamiento global –algunos agregan la sobrepesca– está desequilibrando todos los ecosistemas. Desde 1992, el aumento de la temperatura en el planeta provocó un incremento del nivel del mar de casi ocho  centímetros promedio en todo el mundo, según dio a conocer la Agencia Aeroespacial Estadounidense (NASA), mientras alerta que la tendencia continuará en los próximos años. [2]

También en la costa del norte del Pacífico, desde San Diego hasta San Francisco, reportan este año cinco veces más rescates de leones (lobos) marinos que lo normal. Famélicos, muy cansados, algunos con neumonía, tratan de salvar a algunos pero “la realidad es que simplemente no podemos llegar a esto animales”, manifestó Justin Viczbicke, de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. [3]

Mientras tanto, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el zoológico local se da permiso para usarlos como títeres circenses, espectáculo prohibido desde el 2004 por Ley 1446, en plena vigencia desde el 8 de octubre de 2006. Recientemente han muerto dos, pero los responsables niegan que sea por exceso de funciones. [4] Sería posible pensar, dado los acontecimientos de los últimos años, que el Zoo de Buenos Aires está haciendo todo lo posible para demostrar que está quemando los últimos cartuchos antes de su muy posible cierre. O tal vez están muy ocupados cumpliendo los acuerdos firmados con la Facultad de Agronomía para la clonación del chita, para lo cual Adrián Sestelo aportó las células extraídas del individuo cautivo en el zoológico. Estas tareas están destinadas a la clonación de especies en peligro de extinción  y los que en ello están, en Buenos Aires, han logrado crear un embrión, al cual eliminaron porque de acuerdo a los estándares éticos de la Asociación Latinoamericana de Parques Zoológicos y Acuarios, “sólo estábamos autorizados para trabajar con embriones”. [5] Están contentos porque prueba la viabilidad del banco de células del Zoológico porteño. Más allá de la objetivación y manipulación de estos seres, me pregunto en qué lugar del mundo podrían vivir.

Espero que los legisladores trabajen para el cierre de todos los zoológicos, en vez de tratar proyectos para regularlos, como se ha presentado.

Notas
[1] Aizen, M. “Alertan por la mortandad de lobos marinos en la Costa”, Clarín, 23 de Agosto de 2015, p.56.
[2] “Por el calentamiento global el nivel del mar subió 8 centímetros en 22 años”, 27 de agosto de 2015. Disponible en: http://www.clarin.com/sociedad/Temperatura-calentamiento_global-NASA_0_1420058325.html
[3] Healy, Jack, “Starving Sea Lions Washing Ashore by the Hundreds in California”, The New York Times, 12 de marzo de 2015. Disponible en: http://www.nytimes.com/2015/03/13/us/starving-sea-lions-washing-ashore-by-the-hundreds-in-california.html?_r=0
[4] “Misterio por la muerte de dos lobos marinos en el Zoológico porteño”, Clarín, 27 de agosto de 2015. Fuente: Telefe Noticias. Disponible en: http://www.clarin.com/ciudades/misterio-muerte-dos-lobos-marinos-zoologico-porteno_0_1420058016.html
[5] Román, V., “Por primera vez logran clonar en el país un animal en extinción”, Clarín, 29 de agosto de 2015, p. 60.

No se admiten más comentarios