Los perros pobres no pueden acercarse a Dios

17-1-07

Los perros en Argentina son una especie muy protegida. Por eso el hecho de que se los mate en un municipio con nombre de Virgen y en la misma Basílica, al parecer con el visto bueno de los religiosos del lugar, hace cundir la indignación y es una buena noticia para la divulgación por la prensa. No es que hasta ahora no los mataran. Aunque tal vez en forma más solapada, y no como espectáculo de violencia pública como sigue ocurriendo en ciudades como Córdoba. Pero ahora se hace en una Iglesia, donde los únicos animales que se admitirá matar, son los que así ya están convertidos en vestimenta o placer culinario.

Lo interesante es que «los voceros de la catedral dijeron que fueron encerrados porque ‘son perros sarnosos, que tienen pulgas, que ya han mordido a varios peregrinos y entran a la Basílica y se suben al altar y a los bancos’.», [1] y que se reclama a la Municipalidad que se encargue de ellos. Los perros pobres no pueden acercarse a Dios. Imagino que dejarían entrar a un benefactor de la Iglesia que quisiera bendecir a su Gran Danés, pero estos no sirven para nada y además son acusados de malos tratos a los peregrinos. La Municipalidad desmiente la acusación: los perros podrían estar bajo cualquier techo en compañía humana.

En el artículo publicado en Semanario Presente [2] Lili Ricciardulli se pregunta: «¿Qué dirían los tantos fieles que llegan al santuario movidos por su fe y que -como todo buen cristiano respetan la vida animal- si supieran que es cierto que existe semejante brutalidad detrás de esa fachada imponente? » Y yo me pregunto: ¿Los cristianos respetan la vida animal? ¿O aplican una versión limitada del NO MATARÁS?

Mientras tanto, es cierto: los perros sin hogar, o sea sin «tenedor responsable» que gaste dinero para ellos en servicios veterinarios privados, son «el problema de la sobrepoblación». El resto parece protagonizar a Los Intocables. Si se menciona el comercio de «mascotas», se hace a título de pedir la «regulación de los criaderos» o «esterilización masiva también para los de raza». A muchos les conviene que desaparezca el perro mestizo, pues así es más fácil vender a los de raza. A muchos les conviene incluso que se esterilice a los de raza, pues así es más fácil tener más facturación con las ventas, incluyendo los que se venden para experimentación. De la inmoralidad de matar a los callejeros y seguir reproduciendo perros para venta, no se habla, como si fueran cuestiones independientes, aisladas, o problemas que no competen a la moral social.

Notas:

[1] Más repercusiones por la matanza de perros en la Basílica.El Civismo Edición Digital, 17-1-07. Disponible en:http://www.elcivismo.com.ar/edicion/2007/enero/17/7248masinfo03.htm

[2] Perros capturados en la Basílica. Semanario Presente, 13 de enero de 2007. Disponible en :
http://www.semanariopresente.com.ar:80/13-1-07/02.htm al 17 -1-2007.

 

Comentarios cerrados.