Veganismo. Práctica de justicia e igualdad. Segunda edición

Cuando escucho los comentarios que algunas personas hacen entre sí al leer los afiches donde aparece la palabra “veganismo”, reafirmo lo acertado del subtítulo de mi libro Veganismo: Práctica de justicia e igualdad. Y es porque se ha hecho común balizar el término, circunscribiéndolo al concepto de una dieta, encuadrándolo en una forma de vegetarianismo. Así que sucede que alguien le pregunta a otro en la calle lo que no escucho, pero sí alcanzo el murmullo de la respuesta al pasar: “es… cuando no comen carne ni tampoco lácteos o huevos, no comen nada animal.” Entonces es buen momento para que se vayan leyendo un folleto de Ánima, con una buena explicación. Como anécdota, hace poco el que preguntaba respecto del concepto de veganismo, ante una respuesta como la que refiero, contestó: “¿cómo nada?”

Acaba de aparecer la segunda edición de este libro publicado por primera vez en el año 2009, actualizada y con algunos agregados, especialmente en lo que atañe a derechos y diferencias con el ecologismo. El capítulo 15, El Banquete, está totalmente renovado, con recetas nuevas y aportes especiales. La edición estuvo a cargo de Ediciones Gárgola.

Sabemos que la gran mayoría no ve la realidad. Mira el plato impregnado con el sufrimiento y muerte de ellos y ellas pero no ve a las víctimas. Pasa de jaula en jaula y no ve a los prisioneros. Sabemos también que para todo hace falta tiempo.  Pero así como el término veganismo comienza a resonar como lo que es, una ética derivada de la conciencia de unidad con la vida sintiente, cada vez son más los que comprenden la necesidad del derrotero que propone mi otra mirada. A ellos les doy las gracias, en nombre de los más desprotegidos de la Tierra.

No se admiten más comentarios